Si los y las niñas negras y de otras etnias no estudian, ¿a quiénes visibilizamos?

 

 

Cuando inicié el Trabajo de Fin de Grado de Psicología, esperaba una obra maestra, quería reflejar conocimientos que había adquirido durante la carrera y con un poco de suerte publicarlo en alguna revista. El TFG salió, la obra maestra no. Lo que si pude hacer fue una pequeña investigación de cuestiones que hacía mucho tiempo me asaltaban la cabeza. La más urgente ¿Por qué los niños y niñas de origen migrante y diversas etnias no estudian?

El doble discurso

Conozco muy bien la necesidad de visibilizar personas y especialmente mujeres negras y de otras etnias que destaquen por su formación en ciencias, educación, salud… El objetivo, es  dejar de lado la imagen estereotipada que sigue a la mujer negra en el empleo. Y porque mujeres científicas, médicas, psicólogas, periodistas negras (…) haberlas, haylas, aunque a menudo son figuras invisibles del entorno laboral. Pero, ¿cuántas somos? Como bien dice el refrán, no estamos todas las que somos, pero somos todas las que estamos. Las cifras no engañan, sólo alrededor del  2% de personas de origen migrante de primeras y segundas generaciones están en la universidad y en estadios educativos más bajos la cifra suma alrededor del 40% de abandono escolar. Si las niñas y los niños diversos no estudian, ¿a quiénes visibilizamos?

El problema de la integración

Se me ha hecho el oído a la integración, cuando hablamos de migrantes e incluso de hijos e hijas de migrantes lo primero que escucho mencionar son las mal llamadas “claves de la integración”. Las claves que deben seguir niños y niñas africanas, nativas americanas, asiáticas, indias (…) para vivir decentemente en España. Y aunque me preocupa lo que mi vecino o vecina crea que debo hacer para integrarme en mi nuevo barrio, me preocupa especialmente lo que cree la sociedad y la escuela que tiene que hacer un menor de  origen migrante. Los niños y niñas migrantes pasan la mayor parte del día en la escuela, es el principal ente socializador, junto con la familia, amigos, etc. Por lo que parece necesario preguntarse, qué pasa en las aulas. Qué pasa con la integración.

Aunque la bienintencionada idea de la integración es aunar a todos y todas las personas sin importar etnia, clase, condición, religión o cultura en un conjunto, la responsabilidad de ésta a menudo recae en los hombros del “diferente”. O eso es lo que destaca el estudio “Percepciones del profesorado sobre la gestión de la diversidad: un estudio cualitativo”, en el que refleja muy bien lo que opinan los profesores y profesoras sobre la integración de los y las menores migrantes. El profesorado, no gestionan la diversidad en el aula porque creen que es responsabilidad de los niños y las niñas su propia integración, concluye el estudio.

En la asociación “Educación contra la Discriminación” hicimos una serie de entrevistas a jóvenes españoles y migrantes diversos para conocer su experiencia en las aulas. Empezamos preguntando sobre racismo, pero nunca imaginamos abrir la caja de pandora del racismo institucional: Los profesores orientan hacia la Formación Profesional básica/inicial a los jóvenes cultural y étnicamente diversos en España. Esta situación es un escándalo. Todos los testimonios, hechos en días y entornos diferentes coincidían. Habían sido orientados hacia la Formación Profesional básica/inicial cortando casi toda posibilidad de estudiar una carrera universitaria a los chavales. Muchos y muchas abandonaron, otros y otras se resistieron y son los que cuentan su periplo orientativo y auténticos ejercicios de autosuperación en su camino formativo. Hoy día son reconocidos politólogos y periodistas que sus orientadores y orientadoras dieron por perdidos, pero no son los que más, al fin y al cabo si te ponen la zancadilla, te caes.

Me gustaría decir que  las entrevistas que realizamos en la asociación son casos aislados, pero en Estados Unidos existe gran variedad de estudios de este fenómeno que favorece el abandono escolar de los niños y niñas de diversas etnias.

El problema del currículo

Los rasgos culturales, experiencias y perspectivas del alumnado étnica y culturalmente diverso que influyen en el modo en que el profesorado les enseña eficazmente. Cuando el conocimiento académico y las capacidades toman como base las experiencias y marcos de referencia del alumnado, resultan más valiosas y atractivas a nivel personal, tienen mayor interés y son aprendidas con más facilidad y utilidad. Como resultado, el éxito académico del alumnado inmigrante debería mejorar cuando se les enseña a través de sus filtros y experiencias culturales (Gay, 2002).

Geneva Gay, es una profesora  afroamericana de la universidad de Washington que explica muy bien el marco de un currículo étnica y culturalmente diverso. En su discurso, da unas pinceladas al profesorado y las administraciones para cultivar un currículo que incluya e integre al conjunto del alumnado. Ya que, en palabras de la propia profesora Geneva, los profesores, la escuela, el currículo y el sistema educativo son responsables de la integración del alumnado culturalmente diverso.

La interculturalidad es la gran materia pendiente en las aulas españolas, las aulas escasean de rasgos y experiencias culturales permanentes que apunta Gay, por lo general las acciones puntuales como “la semana de la diversidad” lo que hacen es exotizar y acentuar prejuicios y estereotipos hacia el alumnado diverso. La escasez de referentes, orientadores y profesores de diversas etnias, tampoco favorece la interculturalidad. La ecuación es sencilla, más alumnado diverso más profesionales también.

Gay insiste, para desarrollar conocimientos base sobre la diversidad cultural incluyendo la diversidad cultural y étnica en el currículo, mostrar atención y cultivar las comunidades de aprendizaje en las clases, atender y comunicarse con el alumnado que es diferente en términos culturales y étnicos, y dar respuesta a la diversidad cultural y étnica en el desarrollo de la enseñanza, el profesorado es el eje fundamental del proceso.

El apoyo social

Los menores no se sienten cómodos en la escuela y se van. El apoyo social del profesorado es un pilar fundamental.

Quién no recuerda con cariño la maestra de Ciencias que celebraba todos los trabajos que realizaste o, esas palabras de apoyo de que llegarías dónde quisieras y destacaba tus habilidades haciéndote  sentir valiosísimo y valiosísima. También puedes recordar el profesor de Geografía que te cogió manía, que hicieras lo que hicieras nunca era suficiente, y que al final del curso había “tirado la toalla”. Profesores y profesoras, orientadores y orientadoras, personal administrativo y toda la escuela en su conjunto, influyen y mucho, en el desarrollo y funcionamiento normal del niño y la niña.

También el del alumnado, el bullying racista constituye uno de los principales predictores de ansiedad, depresión y baja autoestima. Porque el abandono no surge sin más, los niños dejan las aulas con síntomas de trastornos de ánimo que son casi indetectables. El apoyo social, en ese sentido, ayuda a mitigar los síntomas ansiosos, también reduce el abandono  escolar y beneficia a la salud y desarrollo de los más pequeños y pequeñas.

¿Y qué hay del vecino o vecina que cree que el niño es el que no se integra?. Quizá sea cuestión de todos y de todas, no creo que nadie quiera ser responsable de la infelicidad de un niño o una niña. Entre todas y todas podemos hacérselo más fácil.

Anuncios