Asumir el desafío de integrar esta nueva realidad social

El último Plan de Integración 2009-2012, de la Comunidad de Madrid, cifra a la población extranjera realizando estudios a nivel universitario en unos 26.754 de alumnos. La mayor parte de los universitarios extranjeros cursando estudios en la Comunidad de Madrid proceden de fuera de la Unión Europea 19.676 de personas.

La legislación educativa asume la nueva configuración de la población escolar, y establece en el artículo 19.1 de la Ley Orgánica de Educación 2/2006, que en la etapa de educación primaria, se pondrá especial énfasis en la atención a la diversidad del alumnado, en la atención individualizada, en la prevención de las dificultades de aprendizaje y en la puesta en práctica de mecanismos de refuerzo tan pronto como se detecten estas dificultades.

Como respuesta, la Consejería de Inmigración y Cooperación lleva implementando desde el curso 2005-2006 un proyecto piloto “Acciones de refuerzo, apoyo y mediación socio-familiar para alumnado inmigrante”, el cual persigue la consecución de dos objetivos fundamentales:

 

-Incrementar la integración y el éxito académico de los alumnos inmigrantes

-Impulsar la participación de sus familias en el proceso.

Carlos Mulas en el Congreso “Universidades españolas e inmigración: formación en la diversidad” organizado por el Área de Inmigración del Instituto Ramón Bernal, augura que en 10 años el 15% de los universitarios españoles serán extranjeros.

El director de la Fundación IDEAS, Carlos Mulas, animó a Universidad española a “asumir el desafío de integrar esta nueva realidad social” y avanzó que “será un fenómeno muy positivo para la propia Universidad, pues está demostrado que los entornos formativos con mayor intercambio social contribuyen a generar sociedades más innovadoras y competitivas”

En el mismo Congreso Carlos Giménez , catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid, planteó que, según datos de finales de 2010, hay 743.000 menores de 16 años con algún progenitor extranjero, cuyo descuelgue educativo, social y laboral “se producirá si no se normaliza la convivencia escolar”. En su opinión, el modelo educativo tiene que “corregir la pérdida de extranjeros en los niveles superiores”, para lo que “es vital mejorar la preparación del profesorado”. En este contexto, tanto como familiares y profesorado tienen parte de la responsabilidad en el éxodo de las aulas de los jóvenes estudiantes.

Héctor Cebolla, profesor del Departamento de Sociología de la UNED, expone que el problema “no es que haya concentración de inmigrantes en un mismo centro escolar. No hay correlación empírica entre mayor fracaso escolar y mayor concentración de inmigrantes en el aula, al contrario de suele pensar una parte importante de la población. El problema es la concentración, en un mismo aula, de alumnos que proceden de clases sociales y económicas bajas” a manera de denuncia de la estratificación en las aulas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s